miércoles, 20 de octubre de 2010

MUEBLE ANTIGUO

Prehistoria

Los muebles han existido desde el neolítico (7000 AC), aunque no se conserva ningún ejemplar.

El hombre trata de sobrevivir a sus necesidades introduciendo en sus cavernas lechos de ramas y hojas que fueron los rudimentarios principios de las camas, las sillas y las mesas.

La economía nómada impidió el desarrollo de la fabricación del mueble, pero la llegada de la agricultura aceleró su evolución.

Mobiliario Egipcio

Muebles de tipo sepulcral hallados en tumbas.
La madera se importaba. Las preciosas las trabajaban artesanos expertos.
Muebles de estructura sencilla, colores vivos, motivos de animales y plantas.
Bajorrelieves, taracea en oro en tronos.
Escables (taburetes), camas simples con uol para la cabeza.
Arcones, lámparas, mesas, reposapiés policromados y con patas de garra.






Los griegos plasman en su mobiliario la belleza clásica que imprimen en sus obras de arte. Los asientos más representativos son los tronos de honor, bellamente decorados para el uso de las personalidades más nobles.

Mueble Griego




Taburetes plegables, tan ligeros que los esclavos pueden transportarlos para que sus amos.
Mesas de tabla redonda y camas llamadas kliné, que ocupan un lugar primordial en la vivienda, porque no solo sirve para tumbarse, si no para comer en ellas.
El klismos, que tal vez es la primera silla con estilo propio de toda la historia.


 
 


Las camas, llamadas kliné, eran sencillísimas. Constaban de un simple bastidor apoyado en unas patas altas y torneadas y con los largueros decorados con dibujos y volutas. Una variante del kline era el Triclínium, lecho que sólo utilizaban para comer recostados en él.


El mueble más personal es la silla, de la que se conocen dos tipos: una sin respaldo (diophros.) y otro con él (klismos). Entre las primeras hay una variante con las patas cruzadas en forma de X, que es una simple imitación de la silla de tijera egipcia, y otra con las patas verticales y talladas.



 Las mesas generalmente eran portátiles; algunas de ellas tenían tres patas, eran muy ligeras y se las colocaba junto al Triclinium para comer.

Los cofres y arcas, en forma de cajas planas y prismáticas decoradas con pinturas, así como los armarios de doble puerta, aparecen como muebles de una importancia muy secundaria.

Mobiliario Romano
 El romano fue un pueblo eminentemente poderoso y práctico, culturalmente la influencia de Grecia es importante y se llegan a repetir exactamente algunos tipos de mueble; pero destaca el empleo de bronce con elementos originales.

Los muebles de bronce son tan importantes que de este material se hacen casi todos los de lujo, mientras que los de madera (cidro, arce, tejo, acebo, roble, sauce y haya) quedan para los tipos en que es imprescindible este material como en armarios, mesas, lararios, etc.
En los foros y coliseos hay muebles de piedra y mármol, llamados scamun.
 
Sillas de piedra con respaldo cóncavo, decoradas con relieves o inscripciones. Los sillones de piedra o mármol, ricamente ornamentados y tallados en sus laterales con motivos alados o con representaciones de animales, pero el asiento más característico de la época fue el (curul) reservado para personajes públicos.






Taburetes individuales llamados sellae y el de dos plazas llamados bisellium, generalmente destinado a los decuriones, y los taburetes para los pies, que recibían el nombre de sgatellum.

El jefe de la familia se sentaba en el sollium, que es una exacta reproducción de la kathedra griega.




La mesa (mensae) ocupaba un lugar importante en la casa, eran rectangulares con soportes de piedra, bronce y con tablero de maderas exóticas.

El cartibulum era la mesa característica con soporte de mármol, generalmente dos patas simulando dos leones con terminación con garras y entrelazados con hojas y volutas.


Los lararium eran unos pequeños armarios que ocupaban un lugar en el atrio de la casa, donde se adoraban a los dioses domésticos. Los arcones eran similares a los griegos y egipcios con rasgos idénticos.

El lectus (lecho) romano con armadura de bronce o madera con soportes torneados y brazos curvos. El triclinio, lecho grande con capacidad para tres personas utilizado tanto por griegos y romanos para comer, todo decorado con telas y almohadones.


Los cofres y arcas, que pertenecían al mobiliario del dormitorio, eran más lujosos y complicados que los de los griegos.
Mueble Bizantino

Bizancio, con todo y no presentar casi ejemplares conservados tiene para nosotros el interés de haber servido de puente entre el fenecido arte romano y el nuevo resurgir medieval con el arte románico, de tanta influencia bizantino. El estilo bizantino fue esencialmente una mezcla de elementos oriental y grecorromano y su uso era eclesiástico o de la realeza.
El mueble, desde el punto de vista artístico, no es todavía más que un objeto cuyo fin parece exclusivamente utilitario, tanto que muchas veces se resuelve con simples armaduras o esqueletos recubiertos de tapicerías más o menos ricas.

La madera es el material más importante empleado en la construcción del mueble, pero el marfil fue el material más usado para los muebles de importancia.

Contrario al estilo romano, las figuras humanas y animales fueron menos frecuentemente incorporadas, y los elementos decorativos tendieron a ser rígidos y convencionales.

El mobiliario bizantino se caracteriza pues, por asimilar los modelos romanos revestidos de lujo oriental.


Mueble Románico

El arte románico deriva de la tradición artística romana, con aportaciones germánicas, bizantinas e islámicas.

El mueble se va adaptando a las exigencias vitales de la época y sólo responden a las necesidades prácticas de la vida, son muebles creados con una simple visión utilitaria.

Los ejemplos del mueble románico, son conocidos por las pinturas y las miniaturas de los códices. Se trata de muebles fuertes y pesados con una decoración estilizada de flora y fauna o de figuras fantásticas.


El mueble románico por excelencia es el arcón, lo mismo se encuentra en la casa del campesino, que en los palacios o en las sacristías.
El arca sirve de banco, mesa o armario, su número excede de treinta en muchas casas. Su desarrollo evoluciona inmediatamente, muchas son inspiradas en la antigüedad de los sarcófagos griegos y romanos.
 Los sitiales y faldistorios son asientos de honor para la nobleza y eclesiásticos, en forma de tijera, decorada con influencias moriscas, tallados y policromados, construidas generalmente en pino y nogal.




Las mesas no tienen valor artístico, son simples tablones soportados sobre caballetes y reforzados con herrajes, con el simple objeto de ser cubiertos con telas o tapices.

Las camas tienen sus cuatro patas torneadas y los cabezales muy altos, acabados en ligera curva y a veces policromados, siempre cubiertas con telas y tapicerías, tenían en un extremo unos escalones para poder subir y bajar cómodamente.


Mobiliario Gótico

 El arte gótico (siglo XII-principios del XVI) es esencialmente religioso, siendo los muebles de iglesias y monasterios los primeramente desarrollados.

El material empleado casi exclusivamente es la madera entre los cuales destacan el roble y el nogal.

Las nuevas catedrales eran manifestaciones de opulencia pero, para los interiores, los ricos benefactores de la iglesia parecían preferir mobiliario de roble, funcional y sencillo, cubierto con tapicería .

Su aspecto es algo severo, pero de bellas proporciones, de líneas simples continuando como en el período románico las estructuras cuadradas aunque más rígidas y verticales.

El mueble gótico francés tiene influencias islámicas y germánicas son imitaciones de edificios esencialmente religiosos.

Verticalidad absoluta, arcos conopiales, vitraux, las alacenas con puertas perforadas, tracerías, bancos largos, los sillones-trono son con caja, las camas con dosel, los mueble de asiento característicos son, la silla tijera, el escabel y el taburete de tres patas.
 El gótico inglés es sencillo y tosco con un carácter muy nacional finalizando en el Tudor en pleno siglo XVI.